12/17/2021

EL PENSAMIENTO VERDE DE SKEMA DA FORMA AL AGUA

Transformarse sin dejar de ser uno mismo. Este es el secreto de la forma del agua y este es también el corazón ideológico del diseño evolutivo. Por eso hemos pensado que una elegante cantimplora podría bien representar a SKEMAidea y su carácter adaptativo y sostenible. Así, siempre podrá llevar consigo el diseño, la forma y la sostenibilidad. Esto último es un valor real, ya esencial para todos y más aún para una realidad empresarial que quiere ser parte activa del futuro.

Vídeo de la cantimplora SKEMAidea

Hemos dedicado un breve vídeo a la cantimplora SKEMAidea, que describe sus valores y la idea.


La cantimplora es sólo el símbolo; la sostenibilidad está en la atención que Skema presta al ambiente a través de muchas otras acciones concretas.

El alma verde de Skema

La filosofía verde de Skema comenzó hace muchos años y es un camino con un plan bien definido que implica la energía sostenible y el suministro energético autosuficiente de la empresa, o  incluso, la producción de productos 100% reciclables, con materias primas reciclables o de material reciclado, sanas y seguras para la salud de las personas.

Uno de nuestros últimos pasos ha sido la instalación del sistema fotovoltaico de Skema que, con una superficie total de 4.600 m2, ha hecho que la empresa sea  autosuficiente en términos enérgeticos, produciendo 240.000 kwh/año y contribuyendo con 80 tCO2eq a la reducción de emisiones.

La sostenibilidad en la práctica

Esto se suma a la práctica de utilizar únicamente energía derivada de fuentes renovables,  acreditada también por la certificación Greener obtenida en 2016.  

El punto de partida se remonta a muchos años atrás con la certificación ISO 14001, una norma internacional de adhesión voluntaria, que exige un conocimiento profundo de los aspectos ambientales y aplicar y manter activos los procedimientos establecidos en los requisitos.

A ellas se suman: la marca PEFC, obtenida en 2016, que acredita el uso de madera procedente de bosques gestionados según criterios ecológicamente sostenibles, y la certificación FSC, obtenida en 2013, que acredita el uso para la  creación de productos de madera  procedente de bosques gestionados de madera responsable, según los estrictos estándares ambientales, sociales y económicos del Forest Stewardship Council.

Productos Skema respetuosos con el ambiente

Estas dos certificaciones, o más bien la pertenencia a la cadena de custodia, nos ha permitido incluir en nuestra oferta productos trazables  y con valor ambiental.  Acciones que se reflejan en los productos de Skema, incluso en los de origen distinto a la Madera, donde la tecnología también está atenta a los aspectos ambientales. Esto se puede ver en el mundo de los resilientes de Sintesy, caracterizados por el uso exclusivo de materiales reciclables, la ausencia de ftalatos y la certificación A+ que atestigua la alta calidad y salubridad de los compuestos. O incluso el WPC para exteriores, un producto ecológico, fabricado con materiales ecosostenibles de madera reciclada y PET. Por no hablar de la fuerte huella ecológica del laminado: fabricado con madera, reciclable, con certificado PEFC, con colocación en seco, que no utiliza adhesivos ni colas, y ahora con certificado CAM.

Los valores de Skema se reflejan también y sobre todo en la nueva división SKEMAidea. Y no podía ser de otra manera para este portavoz del diseño orientado al futuro. Todas las propuestas de SKEMAidea, desde la fase de diseño, destacan la sostenibilidad y el confort de vida. Un ejemplo: Trametes, el sistema de insonorización cuya sostenibilidad fue probada y aprobada con nota en el examen realizado para analizar la circularidad vital de los materiales. Un proceso certificado por Matrec, a través de su software Circular Economy Tool, que ha atribuido un alto valor a nuestro proceso de producción, con ausencia de elementos de fijación,  total separabilidad de los componentes y mucho más.